Con violencia y mentiras detención de defensores ambientales: MCDL

Con violencia y mentiras detención de defensores ambientales: MCDL

Oct. 11. 2017. 13:00
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- La detención de los defensores ambientales Carlos Armando Olivares Valencia y Hugo Salas Frontana se hizo a través del uso desmedido de la fuerza pública y con mentiras, señalaron integrantes del Movimiento Ciudadano en Defensa de la Loma (MCDL).

El vocero del movimiento, Moctezuma Madrigal Mercado, dijo que no había motivo para detenerlos debido a que su manifestación ya había terminado para el momento en que arribaron a la zona elementos de la Unidad de Restablecimiento del Orden Público (UROP).
“Dijeron que estábamos bloqueando totalmente las vialidades, eso es una mentira, era una manifestación parcial en la calle y para cuando llegan los antimotines la circulación ya estaba restablecida pero además dijeron que estábamos armados con machetes, lo cual es una mentira más para justificar el uso desmedido de la fuerza”, aseguró.

Los elementos del UROP comenzaron la detención de personas al filo de las 19:00 horas de este martes 10 de octubre de 2017, sin embargo, al final únicamente se llevaron a Carlos Armando Olivares, quien fue arrestado por grabar precisamente el comportamiento de la policía.

Los policías del UROP lo detuvieron y fue trasladado hasta el área de barandillas del Ministerio Público, ubicado frente al edificio de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) junto a Hugo Salas Frontana, quien sólo iba acompañándolo.

“Hugo siempre estuvo acompañándolo, venía platicando con él desde que se subió con Carlos en la patrulla pero no estaba detenido, venía acompañándolo, entró a barandillas como acompañante y entró luego a la Procuraduría como acompañante y fue ahí donde le cambian el estatus y ya no lo dejan salir”, aseguró Moctezuma Madrigal.

*Manifestación pacífica*

Armando Olivares Valencia es catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Campus Morelia y además pertenece al MCDL y al Consejo Estatal de Ecología en Michoacán.

En el momento de su detención estaba trabajando en la documentación de las protestas del MCDL para completar su tesis en la que aborda la problemática de esta vialidad que está siendo construida a pesar de los riesgos ambientales y geológicos que implica.

Los vecinos de la colonia Ocolusen, en donde desemboca la vialidad conocida como Ramal Camelinas, protestaban por que las explosiones que se están realizando desde hace varios meses en la zona han provocado daños en sus viviendas.

Desde marzo de 2017 levantaron la voz por las explosiones que se realizan para abrir el Túnel II del acceso vial, sin embargo, sus protestas han llegado a oídos sordos porque no han sido atendidos por autoridades de ninguno de los tres órdenes de gobierno.

“Los vecinos desde hace más de siete meses han estado recibiendo detonaciones para la construcción de este túnel, poniéndolos en una situación de crisis psicológica, de sensación de inseguridad y están recibiendo daños concretos a sus casas”, dijo la doctora Patricia Ávila García, investigadora de la UNAM.

Ante la falta de atención, los vecinos decidieron protestar a la entrada de la construcción, lo que provocó una movilización policiaca y el despliegue de elementos del UROP, lo que consideraron investigadores y activistas como un agravio más hacia los morelianos.

“El proyecto de la loma, como lo hemos documentado desde hace 11 años, es un agravio a la sociedad moreliana porque implicó la destrucción de bosques, la alteración de una zona que es vital para la ciudad pero también está poniendo en riesgo la vida de un millar de habitantes”, aseguró Patricia Ávila.