Chon Orihuela Bárcena

Acusan a Chon Orihuela por conflicto de interés en el tema aguacatero

May. 15. 2017. 11:44
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

El senador José Ascensión Orihuela Bárcenas debería abstenerse de hacer exhortos en el tema de las huertas de aguacate debido a que es empresario y productor agrícola y eso le genera conflicto de interés, acusó el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El dirigente estatal del PRD en Michoacán, Carlos Torres Piña, señaló al senador por sus recientes acusaciones de que los operativos en contra de huertas de aguacate son ilegales y se basan en una “ley retroactiva”.

“Tanto el senador del PRI, Ascensión Orihuela Bárcenas, como el diputado federal, Ixtlahuac Orihuela, han levantado la voz en contra de esta iniciativa pero la preservación de los recursos naturales de Michoacán está más allá del interés de una familia”, dijo Torres Piña.

El líder perredista recordó que la familia Orihuela es dueña de huertas de aguacate, berries y arándano; además de que ha sido acusada de tala clandestina en la comunidad de Ziráhuato de Los Bernal en el municipio de Zitácuaro y en Los Potreros, una zona de contención del Santuario de El Rosario reserva de la Mariposa Monarca.

Ascensión Orihuela recibió un millón 400 mil pesos provenientes del Programa de Apoyo a la Inversión en Equipamiento e Infraestructura en el 2011 de la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), lo que debería impedirle omitir opiniones del tema aseguró el líder perredista.
Operativos irregulares

Actualmente las comisiones de Gobernación y de Medio Ambiente y Recursos Naturales analizan un exhorto emitido por los senadores priistas para que el Gobierno de Michoacán se abstenga de hacer más operativos en contra de las huertas de aguacate.

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) acusa a la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (Semarnacc) de no estar facultada para encabezar estos operativos.
“Bajo el supuesto de que dichas plantaciones se encontraban en zonas de uso de suelo forestal, la autoridad procedió a ingresar a distintas propiedades privadas, sin ningún tipo de orden judicial, con el fin de destruir las plantaciones, violando de esta forma, la garantía del debido proceso”, señalaron los senadores priistas.

Ascensión Orihuela defendió el exhorto señalando que las acciones del Gobierno del Estado, en particular de la recién creada Mesa de Seguridad Ambiental, han sido en decremento de la economía de Michoacán por ser el estado que aporta el 72 por ciento de la producción aguacatera a nivel nacional.

“Entre enero a marzo de 2017 se destruyeron 180 hectáreas, lo cual afectó la economía agrícola de la región con pérdidas aproximadas de 540 millones de pesos”, acusaron los senadores en su exhorto que actualmente se analiza en comisiones.

Problema continúa

Mientras priistas y perredistas ofrecen sus posturas a favor y en contra de los recientes operativos para destruir huertas aguacateras, la Comisión Forestal de Michoacán señaló que la entidad ha perdido 350 mil hectáreas de bosque en los últimos 10 años.

35 mil de ellas cada año están relacionadas directamente con el cambio de uso de suelo para la plantación de aguacate, lo que representa una pérdida de la cubierta forestal de Michoacán de hasta un 30 por ciento.
Estas deforestaciones se concentran en los municipios de Peribán, Tancítaro, Uruapan, San Juan Nuevo y Tacámbaro, los que más producción aguacatera tienen en la entidad.

 

Exige PRD que los Orihuela saquen las manos del tema forestal