fbpx

“No veo al Gobierno de AMLO como la izquierda en México”: Cárdenas a El País

Dic. 04. 2019. 18:01
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media
Compartir

El jefe espiritual de la izquierda mexicana, Cuauhtémoc Cárdenas, acaba de estar en España por diversos actos relacionados con el 80º aniversario del fin de la Guerra Civil española y del exilio republicano organizados por la Fundación Giménez Abad y el Ateneo de Madrid. Hijo del añorado presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940), que dio asilo a miles de españoles; candidato tres veces a la presidencia de México —en 1988 perdió las elecciones tras el fraude del famoso “se cayó el sistema” (el escrutinio se detuvo por un supuesto fallo informático)—, fundador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), con el que rompió hace unos años, y primer alcalde electo de la capital mexicana, se muestra crítico con el futuro y la izquierda de su país. Alejado de la política activa y en plena forma a sus 85 años, no termina de ver las reformas del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que cumple un año en el poder.

Pregunta. ¿Están olvidando los españoles la herencia del exilio republicano?

MÁS INFORMACIÓN
“No veo al Gobierno de López Obrador como la izquierda de México”
La última batalla del apellido Cárdenas
Cuauhtémoc Cárdenas pide la renuncia de la cúpula del PRD
Respuesta. Creo que no. Se han celebrado una serie de actos tanto aquí como allá y muchas actividades organizadas por el Ateneo español de México. Es una presencia viva.

P. ¿El asilo que ha dado México al expresidente boliviano Evo Morales sería una continuación de esa tradición política?

R. Sí. México recibió a un grupo muy numeroso de chilenos cuando el golpe de Estado contra Salvador Allende, a un grupo no tan numeroso cuando los golpes militares en Argentina y Uruguay y de otros países de América Latina a lo largo del tiempo.

P. Sin embargo, el Gobierno de López Obrador parece haber cerrado las puertas a otro tipo de migraciones…

R. No es lo mismo un exilio político que una migración forzada por razones de miseria económica, sociales o de violencia dentro del país, que una guerra. México abrió las puertas hasta donde fue posible en un momento dado y ahora ejerce un control que no sé hasta dónde vaya a permitir que esta migración, que tiene como intención dirigirse a Estados Unidos, pueda seguirse dando.

P. ¿Está de acuerdo con la nueva política migratoria de las autoridades mexicanas?

R. Estoy en desacuerdo con que México haga el trabajo sucio para Estados Unidos.

P. ¿Coincide con López Obrador en que España debe pedir perdón por la Conquista?

R. El pasado no se modifica, lo que sucedió, sucedió. La interpretación que hacemos hoy del pasado no es la misma que hace 40 o 50 años y seguramente es muy distinta a cómo se veía hace 150 años. Los españoles y los mexicanos de hoy no son los mismos que los de 1500, ni la manera de ver el mundo es ahora la misma. Pretender con una declaración actual cambiar el pasado, pues ni lo cambia ni sucede nada. De lo ocurrido 500 o 1.000 años atrás no podemos echar la culpa a nadie.

P. ¿Qué piensa de la hostilidad de Donald Trump hacia México, sobre todo si logra un segundo mandato?

R. Se me hace muy grave que tenga esa actitud hacia un país vecino que ha sido incluso sumamente cordial con él y con su Gobierno. Ojalá no llegue…

P. ¿Hay alguna solución para remediar esa hostilidad?

R. Esa no es una pregunta para mí, sino para los psiquiatras.

P. A punto de acabar el año, México suma 31.000 muertos. ¿Qué se puede hacer?

R. No creo que haya nadie que no esté preocupado por la situación de violencia y de inseguridad que se vive en muchas partes del país. Se tiene que buscar una política donde puedan elevarse las condiciones de vida de la gente. Esto haría necesario que las políticas que tienen que ver con educación, salud, generación de empleo, Seguridad Social, aparte de intensificarse en sus efectivos y efectos, pudieran también tener dentro de sus componentes cómo reducir la violencia, cómo garantizar la seguridad. Es muy importante que tengamos una distribución más equitativa de la riqueza.

P. Hasta ahora las medidas del Gobierno van más orientadas a recortar gastos que a reducir la desigualdad…

R. Por eso es indispensable una reforma fiscal que tenga entre sus objetivos claros elevar la recaudación del Estado para poder enfrentar los muchos problemas que tiene el país y que estableciera los mecanismos y porcentajes que de esa recaudación deben corresponder al Gobierno federal, a los estatales y a los municipales, que ahora están muy desequilibrados.

P. ¿México podría estar ante otro sexenio perdido?

R. Eso es lo que pensamos muchos. Espero que no.

P. ¿Es Morena la izquierda de México?

R. No lo veo. No conozco cuáles son las propuestas de Morena para elevar el crecimiento económico o para hacerlo sostenido y a largo plazo. Ni conozco sus propuestas respecto a la política exterior ni para reducir la desigualdad. No sé dónde esté Morena desde el punto de vista ideológico.

P. ¿Dónde estaría entonces la izquierda mexicana?

R. Hay muchas izquierdas. Es muy difícil decir quién está en la izquierda y quién no. No veo una izquierda organizada en este momento, ni a ningún político importante ubicado en lo que yo llamaría izquierda.

P. ¿Qué piensa sobre que el presidente López Obrador se declare cardenista?

R. Lo que yo llamaría cardenismo sería una lucha permanente por el rescate, ampliación y ejercicio efectivo de la soberanía del país, por la elevación de los niveles de vida de la gente, por una política internacional que buscase la equidad en las relaciones. No lo veo. No veo que nadie esté al mismo nivel que los personajes que aparecen en el emblema de Morena: Hidalgo, Morelos, Juárez y Lázaro Cárdenas.

P. ¿Haría falta un nuevo Lázaro Cárdenas?

R. Harían falta muchos en el mundo.

P. La ola de protestas que vive América Latina parece dejar México al margen…

R. Si en Chile o en Colombia se están dando estos estallidos de carácter social por las desigualdades, por la falta de oportunidades, quiero pensar que en México la gente está expectante, todavía con la esperanza de que se den los cambios que no se han dado. Espero que no tengamos que llegar al estallido social para ello. Como se suele decir, si ves las barbas del vecino cortar, pon las tuyas a remojar.

ARCHIVADO EN:
Cuauhtemoc Cárdenas Andrés Manuel López Obrador Morena México Norteamérica Latinoamérica Partidos políticos América Política
MÁS INFORMACIÓN:
“Trump es un barbaján, hostil a los mexicanos”
“Trump es un barbaján, hostil a los mexicanos”
“El Gobierno mexicano está siendo sumiso y débil”
“El Gobierno mexicano está siendo sumiso y débil”

COMENTARIOSNormas
ENTRA EN EL PAÍS PARA PARTICIPAR
05-12-2019 00:28
avatar
Alex Alex
Yo creo que más allá de si CARDENAS ve a AMLO como la izquierda en Mexico, el problema no es una cuestión de ideología. Yo sigo creyendo a pesar del mal desempeño de AMLO, que se requieren medidas más orientadas a disminuir la desigualdad, algo parecido a lo que sucede en los países social-demócratas el problema no es la buena intención de que haya un objetivo de disminuir la desigualdad, el problema es el cómo se está haciendo. Hay un reportaje muy bueno en el economista titulado “Lopez Obrador tiene una mente pobre” y creo que desde ahí comienza el verdadero problema, el ve la riqueza como corrupción y dice yo prefiero ser pobre pero honesto como si la honestidad estuviera peleada con la riqueza. Esta mentalidad de pobre va a hacer a Mexico aún más pobre y lo que es peor aún a la gente con mente pobre que crea que ser rico es deshonesto. Ya se pueden leer los comentarios en las redes sociales de la gente que descalifica los que tienen más recursos. Este es el verdadero problema y ya se está reflejando en una economía estancada.