fbpx

Amenazan a activistas a una semana de la Caravana de Búsqueda en Michoacán

Nov. 28. 2018. 10:47
  |  
Heriberto Paredes
Heriberto Paredes

Amenazan a activistas a una semana de la Caravana de Búsqueda en Michoacán

Lázaro Cárdenas.- A tan solo 6 días de que la caravana concluyera, el jueves 22 de noviembre, apareció colgada una manta sobre un muro de una escuela primaria en el puerto de Lázaro Cárdenas, en ella, un mensaje amenazante advertía a Margarita López y a la caravana que no eran bienvenidos en aquella ciudad. Sin mayor información, el mensaje fue retirado por las autoridades de la fiscalía regional.

Originaria de este municipio costero, Margarita López empezó a aparecer en los medios de comunicación, luego de la desaparición de su hija, Yahaira Guadalupe Bahena, en abril de 2011. Luego de arduas investigaciones propias y a sus esfuerzos,identificó el cuerpo de la joven, encontrado a mediados de 2013 en un municipio cercano a la capital de Oaxaca y se determinó que los captores y asesinos eran elementos de la Procuraduría General de Justicia estatal, quienes pertenecían a la célula de los Zetas local que temían que la joven fuera parte de La Familia Michoacana.

Desde ese momento, Margarita ha sido un referente y una activa participante en las búsquedas que cientos de familias han llevado a cabo por todo el territorio mexicano; ya sea búsqueda en vida o en fosas clandestinas, movilizaciones y huelgas de hambre, ella es sin duda una defensora de derechos humanos.

Sin embargo, en esta caravana, Margarita no participó; no estuvo involucrada ni en la organización previa ni durante el recorrido y no estuvo presente en ninguna parada del recorrido.

Cabe recordar que el municipio de Lázaro Cárdenas tiene altos índices de violencia en el país, sobre todo con la presencia de varios grupos del crimen organizado como el Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Tena, al mando de Fernando Cruz Mendoza, ‘El Tena’, y algunos grupos originarios del colindante estado de Guerrero.

Tras la gestión del Fiscal Regional, Juan José Monroy, designado por Alfredo Castillo en 2014, la situación en el puerto más importante del país se ha modificado sustancialmente: de un solo grupo que controlaba el cobro de extorsiones a negocios locales y el tráfico de químicos necesarios para la producción de metanfetamina así como el comercio ilegal de maderas preciosas y minerales, Los Caballeros Templarios, se pasó a un contexto dividido en diversos líderazgos.

A pesar de que el ex fiscal regional de Lázaro Cárdenas, ahora fiscal regional de La Piedad, asegura que aquel municipio está en calma, el paso de la caravana se encontró con otra realidad y la reciente amenaza corrobora que aún hay mucho por hacer para considerar al puerto más importante del país como un lugar seguro.

Compartir: