fbpx
En 17 años, 158 periodistas asesinados en México

En 17 años, 158 periodistas asesinados en México

Jul. 05. 2017. 12:07
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

El día que localizaron el cuerpo calcinado de Salvador Adame Pardo en el camino que conecta al municipio de Múgica con la localidad de Lombardía, en la Tierra Caliente michoacana, fue el día que aumentó la cifra de periodistas asesinados a 158 en todo México.

Entre 2000 y 2017 han sido asesinados más de nueve periodistas al año, con nulos avances en las investigaciones sobre sus casos y gran desinterés de las autoridades por dar con los culpables de los homicidios.

Todo comenzó el 1 de febrero del 2000, cuando el reportero de la revista Multicosas, Luis Roberto Cruz Martínez, fue asesinado en Reynosa, Tamaulipas. El sospechoso del homicidio, una persona de nombre Oscar Jiménez González fue detenido pero días después desapareció misteriosamente, sin dejar rastro.

El homicidio de Luis Roberto Cruz no sólo inicia la larga lista de reporteros que murieron en México en los últimos 17 años, también marca la tendencia de falta de justicia e investigaciones cerradas a carpetazos cuando un comunicador es asesinado.

Además, en Tamaulipas comenzó a generarse una zona de silencio que permanece hasta nuestros días, 16 periodistas –incluyendo a Luis Roberto Cruz- serían asesinados en los siguientes 17 años y nueve más desaparecieron, como si se los hubiera tragado la tierra.

En el año 2000 murieron asesinados tres periodistas, dos en Tamaulipas y uno en el Estado de México; desde entonces la violencia ha ido incrementándose exponencialmente y para 2017, tan sólo en el mes de marzo, asesinaron a ese mismo número de comunicadores.

Chihuahua, Michoacán, Veracruz, Estado de México y Tamaulipas encabezan la lista de estados de la República Mexicana con más periodistas asesinados, el último de ellos fue el director de canal 6 TV de Nueva Italia, Salvador Adame Pardo.

La Voz de Michoacán, Cambio de Michoacán, Quadratín, la Opinión y el canal 6 TV han sido algunos de los medios de comunicación que han sufrido asesinatos de sus reporteros y corresponsales desde el 2006, cuando inició formalmente la Guerra contra el Narcotráfico durante el sexenio del presidente michoacano, Felipe Calderón Hinojosa.

Para los periodistas michoacanos la guerra comenzó el 9 de marzo de 2006 con el asesinato del fotoperiodista y corresponsal de la Voz de Michoacán, Jaime Arturo Olvera Bravo.

Desde entonces 13 comunicadores han perdido la vida, incluido el reportero Gerardo García Pimentel, el columnista Enrique Villicaña Palomares y el editor del diario La Noticia de Michoacán, Miguel Ángel Villagómez Valle.

Salvador Adame es el último de los 13 periodistas que fueron asesinados en Michoacán, en la Tierra Caliente, un lugar que amenaza con convertirse en una zona de silencio para la prensa en México.


Sin rastro de 30

Al mismo tiempo que se incrementaron los homicidios de periodistas también aumentaron las desapariciones de miembros de la prensa, entre 2000 y 2017 han desaparecido 30 comunicadores.

Saúl Antonio Martínez Gutiérrez, subdirector de El Imparcial en Tamaulipas fue el primero que desapareció el 23 de marzo de 2001;  desde entonces otros ocho comunicadores más sufrieron la misma suerte en este estado de la República Mexicana.

Tamaulipas, Michoacán, Veracruz, Guerrero y Nuevo León son las entidades federativas con mayor número de periodistas desaparecidos; siendo el 2010 el año con más desaparecidos, en total fueron siete, cinco en Tamaulipas, una en Michoacán y otra en Veracruz.

En un día, el 1 de marzo de 2010, desaparecieron de golpe cinco periodistas en Tamaulipas: Pedro Argüello, Miguel Ángel Domínguez Zamora, Guillermo Martínez Alvarado, Amancio Cantú y Guadalupe Cantú, reporteros de La Prensa y El Mañana, de quienes no se sabe nada desde hace siete años.

Los periodistas desaparecidos en Veracruz son Jesús Mejía Lechuga, de Radio MS Noticias; Gabriel Fonseca Hernández, de El Mañanero Veracruz; Miguel Morales, de Diario de Poza Rica; Evaristo Ortega Zárate, del Diario Espacio y Sergio Landa Rosado, de Diario Cardel.

En Michoacán las víctimas son los reporteros José Antonio García Apac, del periódico Ecos de la Cuenca; Mauricio Estrada Zamora, de La Opinión de Apatzingán; Ramón Ángeles Zalpa y María Esther Aguilar, ambos del periódico Cambio de Michoacán.

El 27 por ciento de los desaparecidos, según una investigación de la organización Artículo 19, cubrían la nota roja y en cinco casos hubo amenazas previas a la desaparición por parte de sujetos no identificados.

A pesar de las cifras de desapariciones y homicidios, las organizaciones para la defensa de periodistas en México no tienen registros de investigaciones serias por ninguno de los 189 casos que aquí se enumeran, por lo que la petición de justicia –en los últimos 17 años- está más vigente que nunca.