Empresarios michoacanos se niegan a cooperar para seguridad

Empresarios michoacanos se niegan a cooperar para seguridad

Sep. 13. 2018. 14:46
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Luego de que el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, anunciara con bombo y platillos que los empresarios estaban de acuerdo en cooperar con dinero para solventar gastos en materia de seguridad, ellos salieron a decir lo contrario.

 

A través de un desplegado en medios escritos y con una rueda de prensa representantes de la iniciativa privada negaron que vayan a dar dinero para este tema voluntariamente y se opusieron a que les incrementen impuestos para recabar fondos para seguridad.

 

Representantes del Centro Michoacano de Evaluación (Cemide), de la Asociación de Industriales de Michoacán (AIM) y la Cámara de Comercio Morelia aseguraron que no hay forma de que cooperen con recursos ante la falta de transparencia y mala aplicación de los recursos públicos.

 

“Nosotros mismos somos los más afectados por la inseguridad por eso no podemos solventar una cooperación o un impuesto obligado para pagar gastos de seguridad, no tenemos el recurso”, dijo Alma América Bárcenas de la Cámara de Comercio de Morelia.

 

“Yo no sé si en la junta que tuvieron el martes por la noche alguien haya dicho que sí estaba de acuerdo, es posible, nunca faltan los incondicionales ahí que ofrecen pero la gran mayoría de los empresarios no estamos de acuerdo”,  dijo Alfonso Álvarez Miaja del Cemide.

 

Luis Navarro García, presidente de la Canaco-Servytur Morelia, recordó que no es la primera vez que se les pide dinero a los empresarios y, de hecho, el Impuesto Sobre la Nómina que buscan aumentar del 2 al 3 por ciento fue creado precisamente para apoyar al Gobierno de Michoacán en tiempos difíciles.

 

“Se nos dijo que ese dinero se iba a utilizar en obra pública, en desarrollo de parques industriales, infraestructura carretera, en fin, se nos prometieron muchas cosas hace 15 años que se aprobó este impuesto y hasta el momento no ha habido, nada, por eso hay desconfianza en que realmente se vaya a utilizar en lo que dicen”, destacó.

 

Los empresarios aseguraron que el incremento del 2 al 3 por ciento en el Impuesto Sobre la Nómina representa para algunos dueños de negocios pagos anuales de hasta 50 millones de pesos, lo que pone en riesgo a sus empresas.

 

Además de que no hay garantía de que estos recursos se vayan a aplicar en lo que dicen que se van a aplicar y tampoco son transparentes en la forma en que se gastan, por lo que temen que simplemente se usen para pagar nómina, como ha ocurrido en otras ocasiones.

 

Para los industriales si el gobierno quiere dinero debería recaudar con quienes no pagan impuestos en temas como adeudos vehiculares, comercio informal, a la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y a los municipios.

 

“Esta podría ser una fuente para cobrarle a los que sí deben y no a los que sí pagamos, lejos de crearnos otro impuesto más o subírnoslos, es un 50 por ciento más, a lo  mejor ustedes no lo dimensionan, la ciudadanía paga un 16 por ciento de IVA, es como si ahora les dijeran ahora van a pagar el 24 por ciento de IVA”, aseguró Luis Navarro.

 

Ante la negativa para cooperar, los empresarios señalaron que la única forma en que los podrían hacer pagar estos recursos es mediante la aprobación del incremento del impuesto por parte del Congreso del Estado, sólo así serían obligados, por lo que exhortaron a los diputados a no votar a favor de este proyecto.