fbpx
Policía que denunció tortura abandonó Michoacán

Policía que denunció tortura abandonó Michoacán

Abr. 17. 2019. 13:18
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- El oficial Orepani Alexi Leyva Macías tuvo que salir del estado de Michoacán luego de que denunció que un grupo de policías los torturaron y amenazaron de muerte enfrente del subsecretario de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán, Carlos Gómez Arrieta.

Así lo confirmaron a IDI Media el grupo de defensores que llevan el caso de este agente de la Unidad de Asuntos Internos, quien fue torturado para evitar que investigara presuntos abusos policiacos que se han registrado en la Tierra Caliente de Michoacán.

“Se tuvo que ir del estado por miedo a represalias, tiene miedo a que lo maten y todavía no se ha presentado en la Secretaría”

aseguraron los defensores del policía, quienes interpusieron una denuncia por lo sucedido ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

Además se presentaron quejas por tortura ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y están en proceso de demandar penalmente a los oficiales involucrados en la agresión que Alexi Leyva sufrió por parte de sus propios compañeros.

Mientras se resuelven estos casos, los abogados también están enfrentando un proceso administrativo que abrió la SSP contra el policía, a quien quieren dar de baja por no haberse presentado a trabajar desde que hizo pública la denuncia.

“Estamos esperando que levanten ese proceso para que le den su reinstalación porque si no se ha presentado no es porque no quiera sino porque está en riesgo su vida”

señalaron los defensores del oficial.

El tortuoso día

Hace un mes Orepani dio a conocer que el viernes 15 de marzo de 2019, acudió a Apatzingán para comenzar investigaciones en torno a presuntas violaciones cometidas por parte de policías del estado pero eso “no les pareció a los señores”.

Adentro del Cuartel de la Policía Michoacán en el municipio de Apatzingán un grupo de 15 policías encararon a Alexi Leyva y lo detuvieron en el área de barandillas por estar “hostigando” a los elementos de la Secretaría.

Los policías lo sacaron de donde estaba arrestado por órdenes del segundo comandante regional de Apatzingán, José Luis Gómez Carlos, y fue trasladado hasta un autolavado en donde estaban presentes mandos altos y medios de la SSP en un evento.

Los principales que pudo reconocer eran Jorge Vázquez Díaz, coordinador General de Regiones de la Secretaría; el primer comandante regional de Apatzingán, Carlos Augusto Cortés y el subsecretario de Seguridad Pública, Carlos Gómez Arrieta.

-¿Por qué haces esto? –lo cuestionaron mientras estaba de rodillas junto a un automóvil.
-Tengo órdenes del secretario para estar aquí para investigar –les contestó.
-Bueno, te vamos a llevar con el jefe.

Después llegó al lugar el subsecretario Arrieta, quien estaba en un evento junto al lavado de carros, y le empezó a cuestionar qué hacía un elemento de la Unidad de Asuntos Internos “molestando” a sus oficiales.

Pero antes de que pudiera contestar los policías que lo escoltaban comenzaron a golpearlo en la espalda, en los brazos y en la cabeza, sin permitirle responder los cuestionamientos de Carlos Gómez Arrieta.

Tras la golpiza, José Luis Gómez Carlos, lo amenazó de muerte si no se iba de Apatzingán y renunciaba a su cargo, o si no además de él iban a matar a su familia y al responsable de la Unidad de Asuntos Internos.

“Te vamos a matar ahorita y me cortó el arma y me la puso en la cabeza y me dijo ‘te voy a matar’, en ese momento sentí una tremenda impotencia al sentir que perdía la vida, una experiencia muy fuerte, y el subsecretario no hacía nada por defenderme”.

Alexi Leyva asegura que hay muchos intereses de policías en la región por eso fue que lo golpearon, para evitar que siguiera investigando el comportamiento de la Policía Michoacán en la zona por lo que exigió que los mandos que lo torturaron sean cesados de sus cargos.

“Yo quiero que paguen estas personas, que no trabajen en la Secretaría, exijo Justicia porque esto no se vale y espero que, a parte de mí, otros compañeros también tengan el valor suficiente para que vengan a dar testimonio de cómo se están comportando en las regiones y los altos mandos”, aseguró.