fbpx
Michoacán, 6to lugar en policías reprobados a nivel nacional

Policías y ministeriales “aterrorizan” a Zitácuaro

Nov. 23. 2018. 23:00
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

Zitácuaro.- Los operativos encabezados por la policía ministerial y estatal en tenencias del municipio de Zitácuaro han generado pánico entre la población, quienes denunciaron uso excesivo de la fuerza, agresiones y detenciones arbitrarias durante los esfuerzos por resolver el linchamiento de cuatro presuntos delincuentes.

 

“Demandamos públicamente al gobernador, Silvano Aureoles Conejo, y al presidente Carlos Herrera, la policía estatal llegó a intimidarnos, llegaron con esas intenciones, con fuerza como si fuéramos criminales, pateando las puertas de las escuelas, de las casas, golpeando a la gente en la calle”, denunciaron los habitantes.

 

Habitantes de comunidades indígenas mazahuas como Francisco Serrato, Donaciano Ojeda, Carpinteros y Crescencio Morales señalaron que tanto la Policía Michoacán como la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) han irrumpido en domicilios y escuelas sin órdenes de aprehensión y violentando los derechos de los pobladores.

Policías y ministeriales “aterrorizan” a Zitácuaro

Los pobladores han sido perseguidos acusados por el linchamiento de cuatro presuntos delincuentes, quienes eran originarios de Ixtapaluca en el Estado de México y fueron capturados luego de haber robado a una mujer e intentado secuestrar a una niña, lo que provocó que los habitantes se les fueran encima.

 

Según los primeros reportes, los sujetos intentaron huir en automóvil de la comunidad de Crescencio Morales, sin embargo, fueron interceptados y luego corrieron al monte hacia la población de Francisco Serrato, donde al final fueron capturados y horas más tarde amanecieron muertos.

 

Los sujetos fueron golpeados y quemados por una turba de alrededor de mil personas, según informó el Ayuntamiento de Zitácuaro, que en un comunicado condenó los hechos ocurridos entre el sábado 10 y el domingo 11 de noviembre de 2018.

 

Tras estos sucesos se abrieron investigaciones principalmente en contra del jefe de tenencia de Crescencio Morales, Miguel T., y el ex jefe de tenencia de Francisco Serrato, Víctor H., quienes fueron detenidos con orden de aprehensión y ya fueron vinculados a proceso por un juez de control.

 

Sin embargo, se acusó que su detención fue realizada con uso excesivo de la fuerza pública, además de que desde su arresto han seguido los operativos llenos de atropellos en las tenencias antes mencionadas.

“Nos están aterrorizando, vienen las camionetas y tumban las puertas y los policías destruyen todo lo que encuentran a su paso, nosotros somos gente pacífica y no tenemos nada que ver con ningún crimen, pero eso no les importa”, denunció un habitante de la zona en entrevista exclusiva para IDI Media.

Policías y ministeriales “aterrorizan” a Zitácuaro

Este es apenas uno de los decenas de testimonios en torno a los atropellos que han sufrido luego del despliegue operativo en Zitácuaro encabezado por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la PGJE, lo que ha provocado zozobra entre la población que acusa a los oficiales de establecer un “estado de sitio”.

CEDH interviene

La situación llegó al grado de que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) tuvo que intervenir para pedir medidas cautelares para la protección de los pobladores en contra de los operativos encabezados por las autoridades estatales.

“En la Visitaduría Regional de Zitácuaro se atendieron dos quejas respecto a los operativos de seguridad efectuados en la región”, apunta el comunicado que publicó la CEDH este jueves 22 de noviembre de 2018.

“La ZIT/523/2018 por hechos considerados violatorios en perjuicio de pobladores de la comunidad de Donaciano Ojeda en donde, según la declaración del Comisariado de Bienes Ejidales, los elementos de seguridad entraron a diversas viviendas sin la orden respectiva y golpearon a varias personas”, señala el documento.

“La otra queja, ZIT/524/2018, se inició por la actuación de los elementos de seguridad en la comunidad indígena de Francisco Serrato, en la que un integrante del Consejo de Vigilancia de Bienes Comunales de esa población denunció presuntos abusos de autoridad de los uniformados en agravio de habitantes de esa comunidad”.

“En ambos expedientes de queja se investiga presunta violación al derecho a la integridad y seguridad personal, consistente en derecho a la protección contra toda forma de violencia y derecho a no ser sometido al uso desproporcionado o indebido de la fuerza pública; así como violación al derecho a la legalidad y seguridad jurídica, consistente en derecho a la inviolabilidad del domicilio”, apunta.

 

Todas estas quejas han sido procesadas e, incluso, la PGJE ya emitió un comunicado en donde dice que se apega a los protocolos de actuación policiaca con “pleno respeto a los Derechos Humanos”, sin embargo, en el terreno de los hechos las cosas son distintas.

“No han respetado nada, eso dicen para que la Comisión de los Derechos Humanos se la crea pero vea cómo nos siguen tratando, son atropello tras atropello, nos tratan como delincuentes y a los verdaderos delincuentes ni los tocan”, concluyó uno de los pobladores entrevistados por IDI Media.

Compartir: