fbpx
Ahora sí: PROFEPA clausura huerta aguacatera en Coeneo

Ahora sí: PROFEPA clausura huerta aguacatera en Coeneo

Mar. 06. 2019. 13:29
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Coeneo.- Luego de dos semanas desde que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) mintió respecto a que había clausurado la huerta de aguacate del cerro de Cupamba, finalmente este martes 5 de marzo de 2019 sí lo hizo.

En un operativo en el que participó personal de la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), funcionarios de la Profepa aseguraron este predio de más de 132 hectáreas con sembradíos ilegales de aguacate.

Los peritos colocaron sellos a lo largo del predio, un aviso de apercibimiento para advertir que habrá sanciones si siguen trabajando la huerta e incautaron una máquina retroexcavadora que no tenía motor, así como decenas de plantas de aguacate secas que dejaron atrás quienes deforestaron la zona.

En este segundo operativo, la Profepa y FGR ya no encontraron los dos buldócer, ni el tractor, ni las dos camionetas, ni la pipa, ni el equipo de pesticida y equipo de riego, así como los cientos de costales de cemento, cal y fertilizante que había el 12 de febrero de 2019, cuando entraron por primera vez al lugar.

“Aquel día pudieron haber incautado todo pero no quisieron actuar, ahora vemos que se llevaron todo, nada más dejaron las plantas a secarse pero todo lo de valor se lo llevaron”, dijo uno de los propietarios en entrevista para IDI Media.

Ahora sí: PROFEPA clausura huerta aguacatera en Coeneo
www.idimedia.com

Justicia lenta

Aunque ahora sí se actuó formalmente para clausurar la huerta, los dueños del predio insistieron en que nada de esto hubiera pasado si las autoridades hubieran respondido a las denuncias que se interpusieron desde el 7 de febrero de 2018, cuando el predio todavía no había sido deforestado.

“Vemos una ineficacia enorme, un desinterés de las autoridades para hacer su trabajo y una falta de conciencia en cuando a qué se perdió, nosotros decidimos proteger esta zona para conservar los árboles para la comunidad, durante los últimos años reforestamos, invertimos tiempo y dinero y ahora todo se perdió”, aseguró un propietario del predio.

El cerro de Cupamba en la localidad de Comanja, municipio de Coeneo, Michoacán, es un predio privado que la familia a la que le pertenece había decidido mantener virgen, sin embargo, desde enero de 2018 fue arrasado por talamontes que no sólo lo deforestaron sino también lo quemaron.

La Profepa lo investiga como delito ambiental ya que fueron derribados 23 mil 829 ejemplares de pino, encino y otros especies sin contar con autorización de cambio de uso de suelo forestal, que expide la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Así como la siembra de 16 mil 488 plantas de aguacate que rompen con los ciclos naturales de los bosques donde se afectó el suelo -al quedar totalmente expuesto- y se dañó la biodiversidad de la zona.

Ahora sólo queda esperar que las investigaciones lleguen con los responsables quienes podrían pagar una multa de 100 a 20 mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA), es decir, entre 8 mil y 1 millón 600 mil pesos, además de las sanciones penales correspondientes.