fbpx
Cambian director del penal de Alto Impacto tras asesinato de “El Lic”

Cambian director del penal de Alto Impacto tras asesinato de “El Lic”

Mar. 11. 2019. 16:24
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Este lunes entró Alberto Padilla Ontiveros como nuevo director del Centro de Alta Seguridad para Delito de Alto Impacto Número 1 de Michoacán, tras una riña entre internos que culminó con la muerte de Juan Carlos Almazán Mendoza alias “El Lic”.

El ex director, Alejandro Tavera Montero, fue dado de baja un día después de que “El Lic” fuera asesinado a tiros en uno de los pasillos del penal por otro interno, quien también hirió a otros dos presos con su arma de fuego.

El homicidio ocurrió la tarde del sábado 9 de marzo de 2019, cuando un reo abrió fuego contra los tres internos adentro de las instalaciones del Centro de Alta Seguridad, lo que provocó que se desplegara un operativo en el penal.

Autoridades penitenciarias y de seguridad pública acompañados por personal de Derechos Humanos revisaron a los internos en búsqueda de armas de fuego, armas blancas y cualquier objeto prohibido que hubieran introducido a las instalaciones penitenciarias.

Sin embargo, el daño ya estaba hecho y la destitución de Alejandro Tavera fue inminente luego de que los internos tuvieron acceso a armas de fuego adentro del que se consideraba uno de los penales más seguros del estado de Michoacán.

Organismos gubernamentales como la Secretaría de Gobierno y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) así como descentralizados como la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH)  ya abrieron sus propias investigaciones para saber cómo llegaron armas a manos de los internos.

Sin embargo, a mediados de 2018, la CEDH ya había advertido en su Diagnóstico Estatal de Supervisión Penitenciaria que el Centro de Alta Seguridad es uno de los tres penales en los que todavía hay “intentos” de autogobierno por parte de los internos.

Cabe señalar que “El Lic” o “El Licenciado” ingresó al penal de Alto Impacto acusado de ser operador de Enrique “Kike” Plancarte Solís, líder del cártel de los Caballeros Templarios, abatido por la Marina Armada de México en el estado de Querétaro en 2014.