fbpx
Chupiri juchari mintsitaru jarati (El fuego está en nuestro corazón)

Chupiri juchari mintsitaru jarati (El fuego está en nuestro corazón)

Oct. 14. 2019. 12:09
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media
Compartir

Kuri (somos fuego) es un documental de Fernando Llanos y Juan José Estrada Serafín, extraordinario fotógrafo, originario de la comunidad de Turícuaro. Sin duda, constituye un excelente y creativo registro audiovisual que surge desde lo profundo del pensamiento p’urhépecha. El fuego (Chupiri, ch´piri) no es sólo quemar (kurini) algo. Tiene un significado situado culturalmente y a la vez es polisémico. A través de 33 minutos sus realizadores intentan mostrar desde la mirada de los pueblos p’urhépechas sus procesos de lucha en estos tiempos del neoliberalismo depredador. El fuego acompaña este viaje por las comunidades de Cherán, Nahuatzen y Tzirio, como espejo de lo que sucede en gran parte de la región p’urhépecha. El Chupiri forma parte de su cultura, está presente en sus rituales, en sus ceremonias, en sus casas, es el fogón; alrededor de éste se sientan las familias para tomar sus alimentos, para contar sus historias, pero también en torno a éste se reflexiona y delibra sobre el devenir de los pueblos, como lo fueron las paranguas en el llamado “levantamiento de Cherán”. El kurini representa la rabia y el enojo acumulado por el abandono del Estado hacia el campo, el desprecio y el racismo institucional que permea las políticas institucionales hacia los pueblos indígenas, el despojo de los recursos naturales por parte de las empresas nacionales y trasnacionales que envenenan sus tierras y sus aguas, que anteponen sus intereses de rentabilidad económica, por encima de los modos de vida y de los territorios. También es una forma de protesta en contra de “los malos” que se han enquistado en la vida cotidiana, que consume la vida de los jóvenes y desarticula las relaciones sociales de la vida comunal. Significa cuestionar a los institutos políticos que violenta las formas propias de decisión colectiva. Pero también, el fuego abriga las noches, alumbra las ideas, acompaña los procesos de recomposición comunitaria, de fortalecimiento de sus gobiernos indígenas, de reconocerse culturalmente y de reencontrarse como pueblos. El chupiri es también un grito de esperanza y dignidad, anidado en el corazón de los niños, hombres, mujeres y ancianos que hoy claman justicia y el respeto a su derecho al territorio y a sus propias formas de gobierno, reivindicación que ha sido una constante en la historia de nuestros pueblos indígenas, por más de cinco siglos. Tsipikuarhe (felicidades) a sus realizadores y muy recomendable este documental.

Por: Dra. Carmen Ventura.

*Agradezco la traducción a Efrén Govea, Napoleón Márquez y Tata José Huerta.