fbpx
Comuneros cierran carretera libre a Uruapan

Comuneros cierran carretera libre a Uruapan

Mar. 26. 2019. 12:30
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Uruapan.- Comuneros de Nahuatzen cerraron la carretera libre Pátzcuaro-Uruapan a la altura del entronque que conecta con la localidad de Pichátaro en protesta por el encarcelamiento de tres personas desde el 1 noviembre de 2018.

“Queremos que se le dé la libertad a los compañeros porque injustamente los tiene el Gobierno y sabemos que son presos políticos, Nahuatzen está harto del gobierno”, dijeron durante la toma carretera.

Se trata de una jornada de manifestaciones diarias con la esperanza de que salgan libres José Antonio Arreola Jiménez, José Luis Jiménez Mesa y Gerardo Talavera Pineda, quienes fueron acusados de robo de vehículo y sabotaje.

Las protestas comenzaron el viernes 15 de marzo de 2019, cuando se instalaron decenas de comuneros sobre la carretera que conecta a Uruapan con el entronque a la autopista Siglo XXI para bloquear la entrada del Centro de Readaptación Social “Lic. Eduardo Ruiz”.

Los manifestantes ya cumplieron 11 días afuera de este Cereso exigiendo que la Fiscalía General del Estado (FGE) presente las pruebas necesarias para seguir el proceso penal contra los comuneros.

“Ya se cumplió el plazo que tenían para presentar pruebas y dónde están, no las sacan, porque no las tienen, porque no hay pruebas de que nuestros compañeros sean culpables, por eso decimos que son presos políticos”, reclamaron.

Dos de los presos son miembros del Concejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen y otro más un comunero de la cabecera municipal, quienes fueron arrestados luego de una confrontación con trabajadores municipales, quienes les exigían que entregaran un camión de basura que utilizaban para recolectar y decían era propiedad del ayuntamiento.

Tras la confrontación, los empleados municipales solicitaron el apoyo de la Policía Michoacán y tres de los involucrados fueron detenidos, lo que provocó una serie de manifestaciones por parte de comuneros que acusan a las autoridades municipales de haber orquestado los delitos.

Aunque los detenidos fueron vinculados a proceso aún no han sido sentenciados ni se ha resuelto su situación jurídica, a pesar de que el plazo que solicitó la Fiscalía para presentar pruebas venció este viernes 15 de marzo.

“No nos vamos a quitar de aquí hasta que nuestros compañeros salgan libres, la comunidad de Nahuatzen no va a ceder”, sentenciaron los comuneros.