Construyen bar en la Chapultepec sin permiso

Construyen bar en la Chapultepec sin permiso

May. 09. 2018. 10:50
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Morelia.- Colonos de la Chapultepec reclamaron por la construcción de un bar que no cuenta con la anuencia vecinal que se requiere para este tipo de establecimientos dedicados a la venta de alcohol.

 

En una protesta reclamaron que el lugar no cuenta con permiso para operar y además de encuentra a menos de 200 metros de dos colegios, un preescolar y una primaria, por lo que aunque solicite licencia al Ayuntamiento de Morelia no puede otorgárselo.

 

A pesar de esto se mantiene la construcción desde hace un año, por lo que los habitantes de esta colonia reclaman que el Gobierno municipal ha hecho caso omiso a sus reclamos para que detengan la obra.

 

“Sabemos que la obra tiene una licencia tipo B que es para un restaurante, o un local comercial, pero ellos mismos se anuncian como bar, lo que va a pasar es que en cuanto terminen de construir inmediatamente cambian el giro a tipo C y ya tienen su bar”, aseguró Humberto Flores Gutiérrez, abogado de los vecinos.

 

Además reclamaron que el Ayuntamiento de Morelia ya había clausurado la obra pero casi de inmediato quitaron los sellos y reanudaron la construcción, por lo que temen que sea un indicio de corrupción en el Gobierno municipal.

 

De hecho, los vecinos aseguraron que el constructor del bar es hermano de Paola Delgadillo, presidenta del DIF Municipal y esposa del alcalde, Alfonso Martínez Alcázar, por lo que temen que haya tráfico de influencias al momento de otorgar licencias.

 

Por si fuera poco, los vecinos aseguraron que desde que se opusieron a la construcción del bar, el Ayuntamiento de Morelia ha mandado inspectores a revisarlos a ellos, es decir, a buscar irregularidades en negocios aledaños para intentar intimidarlos.

 

“Están buscando intimidad, hostigar a quienes están en contra del bar para que ya no se opongan, entonces tenemos al ayuntamiento apoyando directamente la construcción del bar, a pesar de que nos dicen que son imparciales”, aseguró Humberto Flores.

 

 

Sin licencia

Durante la protesta se presentaron funcionarios del Ayuntamiento de Morelia, quienes explicaron a los vecinos que el dueño del establecimiento sí tenía permiso para construcción pero no contaba con ninguna licencia.

 

“El dueño puede seguir construyendo bajo su propio riesgo pero una vez que quiera pedir licencia de funcionamiento como restaurante o como bar no se la vamos a dar, simplemente porque no cuenta con la anuencia vecinal”, aseguró Genaro González Sánchez, director de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento.

 

En entrevista dijo que el establecimiento incumple con dos requisitos básicos: el permiso de los colonos y la distancia mínima entre un bar y una escuela que debe ser de más de 200 metros, por lo que sería imposible que le permitan operar aunque termine la obra.

 

Los funcionarios pidieron el voto de confianza de la ciudadanía y garantizaron que el dueño no iba a poder instalar un bar, a pesar de que la obra lleva más de un 80 por ciento de avance y ya hay publicidad para su inauguración.

 

“Es que la burra no era arisca, la hicieron, ya hemos visto como antes los que tienen licencias de restaurante de un día para otro ya tienen licencia de bar porque van a dar mordida y listo, eso es lo que no queremos”, dijo el abogado Humberto Flores.