Incrementan ejecuciones del Crimen Organizado en 2018

800 homicidios dolosos en cinco meses

Jun. 25. 2020. 11:09
  |  
Redacción IDI Media
Redacción IDI Media

Alex Márquez

EJECUCIONES Y AJUSTES DE CUENTAS DEL HAMPA, AL DÍA EN MICHOACÁN

Al más puro estilo del crimen organizado, Michoacán vive diariamente entre ejecuciones y ajustes de cuentas, con más de 800 homicidios dolosos, tan sólo en los primeros cinco meses del año, de las cuales, alrededor del 50 por ciento, se ha realizado a plena luz del día, en parques, jardines, vía pública, negocios o incluso domiciliarias, ya que los michoacanos, no han podido salvaguardar la vida, ni al interior de sus propios hogares.

Según las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), a lo largo del 2020, en Michoacán se han registrado un total de mil 284 homicidios, de los cuales, 854 son dolosos y 430 culposos. 

De los homicidios dolosos, 678 han sido con arma de fuego, 55 con arma blanca y el resto con otro tipo de elementos. 

Esto sin contar, los 400 cadáveres, encontrados en los primeros 5 meses del año, en lotes baldíos, narcofosas, casas habitadas, abandonadas, vía pública, iglesias, manos, torsos y orejas localizadas en ríos y drenajes, los michoacanos deben enfrentarse a las ejecuciones o ajustes de cuentas del hampa como parte de su vida cotidiana.

EN MICHOACÁN LOS SICARIOS TRABAJAN LAS 24 HORAS DEL DÍA

Mientras el gobierno perredista, apuntala su publicidad en presumir a Silvano Aureoles Conejo, como uno de los mandatarios mejor evaluados a nivel nacional en lo concerniente al control y trato de la pandemia sanitaria, los sicarios trabajan todo el día y resguardados en la impunidad, ingresan a hogares, negocios, o disparan desde sus lujosos vehículos a transeúntes, motociclistas, ciclistas, familias, parejas, adultos mayores, niños y hasta a las mascotas, que han perdido la vida, en el intento de proteger a sus dueños.  

El mayor número de ejecuciones al más puro estilo de la delincuencia organizada, se registró en Zamora, seguido de Morelia y Uruapan, desplazando a los municipios terracalentanos que tradicionalmente eran el centro de las cruentas batallas y refriegas de la delincuencia organizada. 

Para arrancar el 2020, el 7 de enero, padre e hijo de 70 y 42 años de edad, respectivamente, fueron ejecutados a balazos en el municipio de Cuitzeo, uno de ellos al intentar salvar su vida, quedó tirado en plena vía pública en la calle Ignacio Zaragoza, mientras que el otro yacía en el pasillo del inmueble. 

Los magnicidios, han logrado que Michoacán se convierta en noticia nacional, tal y como sucedió el pasado 3 de febrero, cuando un comando atacó en Uruapan a un grupo de jovencitos que se encontraban divirtiendo en un local de maquinitas tragamonedas, dejando como resultado la muerte de 9 de ellos. 

Entre las víctimas se encontraban cuatro menores de edad, de 12, 13, 14 y 17 años, otros dos jóvenes, resultaron lesionados. 

LOS VALORES DE LA MAFIA HAN QUEDADO ATRÁS

El mito o refranes de la mafia, han quedado atrás, con los dichos populares que no mataban mujeres y niños, ya que, a la hora de asesinar, los sicarios que laboran en la entidad, no tienen el más mínimo reparo o escrúpulo alguno, en disparar sin distingo alguno. 

Además de la pandemia sanitaria, la crisis económica, las familias michoacanas se han tenido que enfrentar a la persecución y ataque de diversas mafias. 

El 15 de enero, en Zamora, motosicarios atacaron a una familia, dejando muerto al padre, mientras que la esposa e hija resultaron lesionadas, los hechos se registraron en la tenencia de Ario de Rayón. 

El 18 de marzo, la misma suerte, corrió otra familia, mientras un comando irrumpió de forma violenta al domicilio ubicado en el mismo municipio y ejecutó al padre, frente a esposa e hijos. 

En eventos aparte en Morelia y Cotija, también fueron atacadas dos familias. 

En la capital del Estado, una familia fue perseguida y atacada a balazos, mientras se trasladaba en una camioneta, rumbo a Chiquimitio, el conductor al intentar huir, volcó la camioneta y resultó herido, al igual que su mujer, mientras que una pequeña de dos años perdió la vida.  

Y en Cotija, una familia que viajaba en una cuatrimoto, fue emboscada, dejando como resultado muerto al padre y también a su pequeña hija de casi 2 años, la madre y otra menor de 4 años, resultaron heridas. 

Diversas parejas conformadas por madre e hija o padre e hijo, han sido víctimas de las balas de los hampones, como Yadira Q. de 38 años y Yakaranda B. de 22 años, que fueron ejecutadas al interior de su domicilio en el fraccionamiento Altamira en Zamora o en Puruándiro, que padre e hijo en su casa, fueron asesinados a balazos en la comunidad de Villachuato. 

VÍCTIMAS SON CAZADAS MIENTRAS TRABAJAN O REALIZAN DEPORTE

Las víctimas de los hampones se convierten en presa fácil, mientras trabajan o realizan algún deporte, como el 6 de marzo en Zamora, sicarios ingresaron a una estética y mataron a balazos a una mujer estilista, mientras laboraba en la colonia Ejidal Sur. 

O el 8 de marzo en Jacona, que un hombre integrante del Club de Ciclistas “Villalobos Bike Park” fue asesinado en plena rodada, frente a sus acompañantes. 

Los centros nocturnos, bares, expendios de cerveza, también son visitados por el hampa, que aprovechan la distracción de las víctimas para cobrar vidas, como en el “Nine Ball” en Morelia, que dejo a dos hombres muertos. 

MÁS DE 50 MUJERES HAN SIDO ASESINADAS

En diversos hechos, más de 50 mujeres han perdido la vida de forma violenta en lo que va del año en Michoacán, algunas de ellas, con el tiro de gracia, tal y como sucedió el 27 y 30 de marzo respectivamente en Morelia y Ocampo. 

En Ocampo, la mujer de 27 años, fue muerta con un tiro en la cabeza dentro de su domicilio y en Morelia, otra corrió con la misma suerte, pero mientras caminaba por la Colonia Nicolaitas Ilustres. 

Las balas también han alcanzado a dos hombres transgéneros en Zamora y Uruapan. 

En Tangamandapio, en el lugar conocido como Los Lavadores, dos hombres recibieron más de 30 balazos y en Paracho, ejecutaron a tres jóvenes, uno de ellos pasante de la carrera de Derecho y otro en Educación Física. 

POR INSEGURIDAD NO SE PUEDE DESATENDER SEGURIDAD PÚBLICA

Actores políticos estatales y locales, lamentaron que la pandemia sanitaria, haya representado una cortina de humo para que los gobernantes no atiendan la inseguridad.

El dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Ernesto Núñez Aguilar lamentó la falta de coordinación entre los diferentes niveles gubernamentales, que ha quedado evidenciada en las declaraciones del mandatario perredista, contra Andrés Manuel López Obrador, al señalar la falta de apoyo en el tema para la entidad. 

“A los mexicanos o a los michoacanos no nos importa quién gobierne o que partido, lo que nos importa es que haya resultados y que haya coordinación, más allá si se caen bien o no, o sí son amigos o no”, subrayó. 

El también integrante de la Comisión de Justicia en el parlamento local, demandó que ambos poderes se sienten a planificar una verdadera estrategia en materia de seguridad y salud, para la obtención de mejores resultados. 

Por su parte, el dirigente municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Roberto Carlos López García, lamentó que Morelia se encuentre entre los tres primeros lugares, de las ciudades con mayor violencia en la entidad y consideró que se debe a la falta de experiencia en gobernar del otrora perredista y ahora obradorista, Raúl Morón Orozco. 

Criticó que el 75 por ciento del presupuesto de Morelia se destine a gasto corriente, sin que invierta en otras acciones que generen economía, como parte de la estrategia del combate a la inseguridad. 

“Es una administración deficiente, por la falta de experiencia, porque los colaboradores del ayuntamiento no tienen experiencia en la administración pública, su habilidad principal es tomar calles y quemar puertas del gobierno”, manifestó. 

LAS BALAS ALCANZAN NIÑOS, ANCIANOS E INDIGENTES

Mientras los partidos políticos, se perfilan rumbo al proceso electoral y pregonan sus acciones en favor del combate a la pandemia sanitaria, las balas en Michoacán alcanzan a niños, ancianos o indigentes. 

Como el caso de Uruapan, donde un ancianito fue asesinado en pleno estacionamiento de la tienda comercial Aurrera, mientras empujaba el triciclo donde trasportaba a su mujer o en Zamora que fue ejecutado un indigente, mientras dormía en la calle y en otro evento en la misma localidad un niño de tan solo 14 años, mientras caminaba en la colonia Valencia Segunda Sección, fraccionamiento que se ha convertido en uno de los más peligrosos de la ciudad. 

La impunidad, ha permitido que en el último estado gobernado por un perredista, se pueda trasportar los cadáveres en taxis, tal y como sucedió en Uruapan el 28 de abril, cuando un hombre en un vehículo del servicio público fue asesinado a balazos, al momento de arribar las autoridades se percataron que en la cajuela trasladaba el cuerpo de una mujer, con diversos impactos de bala.

Compartir en: