Fausto Vallejo Figueroa: Fin de una Era

Fausto Vallejo Figueroa: Fin de una Era

Jul. 05. 2018. 06:00
  |  
Idi Media Publicaciones
Idi Media Publicaciones
Compartir

El resultado de las pasadas elecciones municipales en Morelia pudieron ser el último episodio de una contienda electoral que se vivió por parte del cuatro veces alcalde de la capital, Fausto Vallejo Figueroa, quien se ubicó en quinto lugar de la contienda al Ayuntamiento de Morelia.

 

Fausto Vallejo será recordado como el presidente municipal que más veces se eligió y que en la última elección a presidente municipal que  arrasó con más del 95 por ciento de las casillas hacia su favor en los comicios municipales de 2008. La pasada elección reflejó que Vallejo Figueroa necesitó de la estructura del PRI como el PRI requirió de él para sumarse al proyecto de la candidata para ganar Morelia.

 

Si el PES hubiera ido en alianza con el PRI y el PVEM hubieran sumado los tres partidos políticos con un solo candidato o candidata  cerca de 85 mil votos, lo que hubiera permitido ganar la elección municipal de Morelia. En esta ocasión a Vallejo ni al PRI les favoreció su separación mutua.

 

Fausto cuando fue electo gobernador superó en Morelia los más de 140 mil votos, lo que le permitió acceder al Solio de Ocampo en el 2011, ahora en una elección local diferente y sin tener compromiso con otros candidatos a la presidencia municipal que apoyar indirectamente  decidió participar en una elección donde se sabía que no ganaría por varios factores.

 

El principal factor el porque la gente no votó por Vallejo Figueroa como antaño fue el recuerdo de una administración estatal desastrosa recordada por los constantes cambios de gabinete y de la titularidad del Poder Ejecutivo de Michoacán, así como la imagen colectiva de que fue un gobierno que permitió la infiltración del crimen organizado en las estructuras de gobierno.

 

Además de que se tuvieron varias irregularidades financieras en su administración en el período que compartieron tanto él, Jesús Reyna y Salvador Jara.  Y, uno de los factores que no quedó ajeno es que a Fausto Vallejo lo siguieron ubicando como priistas, pese a su renuncia, y fue el partido con más rechazó tuvo tanto a nivel nacional y local.

 

El exgobernador pudo haber terminado de forma digna y recordado como el alcalde con imagen intachable y dignidad, pero decidió participar en una elección que lo sepulta políticamente. Y lo más grave no pudo ni siquiera el PES lograr el tres por ciento para acceder al financiamiento de prerrogativas estatales.