Adeuda federación 80 mdp a Cobaem

Gaspar Romero impune ante SECOM; Magaña apelará sentencia

Ago. 21. 2020. 16:49
  |  
Sergio Lemus Calderón
Sergio Lemus Calderón

Tras la sanción emitida por la Contraloría del Estado a ex funcionarios del Colegio de Bachilleres del Estado de Michoacán por irregularidades en el manejo de recursos del fideicomiso creado para el Pago de Indemnizaciones por Enfermedades por Riesgo de Trabajo para los empleados y agremiados del Colegio.

La Secretaría de la Contraloría determinó no emitir sanciones al actual director del COBAEM y ex líder sindical Gaspar Romero por considerar que no estuvo involucrado. La decisión de esta dependencia fue más política que en aplicación de la ley, porque de acuerdo a actas de la Junta de Gobierno, Gaspar Romero fue el secretario técnico de este fideicomiso y tenía la atribución de hacer la autorización de disponibilidad de los recursos por más de 24 mil millones de pesos.

La SECOEM no ha querido emitir sentencia de inhabilitación como si se hizo a tres funcionarios del COBAEM porque Gaspar Romero busca apoyar la aspiración del senador Antonio García Conejo al Gobierno de Michoacán en la alianza electoral del PRI, PAN y PRD.

Fuentes del Tribunal de Justicia Administrativa de Michoacán, revelaron que Mario Magaña, ex director del COBAEM y ex diputado local, va a presentar un juicio de nulidad ante su inhabilitación de seis años para no ejercer ningún cargo, lo anterior, porque argumenta no haber utilizado ni hecho disposiciones ni cambios de recursos a cuentas.

Magaña estaría presentando esta apelación y que los magistrados del TJAM revoquen la sentencia que considera más un “ataque político” que una aplicación correcta de la sanción.

Cuando Mario Magaña salió del COBAEM, Gaspar Romero se quedó con la administración de este fideicomiso y en vez de ser inhabilitado o retirado del cargo por el actual gobernador Silvano Aureoles Conejo, se le ha dado protección política y a su cargo como funcionario en que no se aclare el destino final y ejercicio de los recursos del fideicomiso.

La Contraloría del Gobierno de Michoacán determinó que se debe de reparar el daño a los agremiados y trabajadores con la reintegración de los 24 millones de pesos, mismos que deberá de hacerlos Paulo Cesar Solorio Vázquez, a quien se le atribuye el desvío de recursos de este fideicomiso 750.

Cabe señalar que contraloría que preside Francisco Huergo Marín emitió estas sentencias desde el pasado 29 de febrero de este año, quedando pendientes sentencias que emita la Auditoría Superior de Michoacán y la Fiscalía General del Estado.

Compartir en: