fbpx

Importación de gasolina, una de las causas del desabasto.

Ene. 10. 2019. 22:20
  |  
Jesús Munguía
Jesús Munguía
Compartir

De acuerdo con S&P Global Platts, publicación especializada en temas energéticos, 14 buques tanque con gasolina procedentes de Texas quedaron estacionados en la Terminal de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz, hasta por un mes en espera para descargar la gasolina.

El principal problema que enfrenta el puerto es la falta de capacidad de almacenamiento de gasolina, así como 9 entidades federativas, incluida Michoacán.

Aunque lo niegue el Gobierno Federal de izquierda, la decisión de no importar gasolina del extranjero, principalmente de Estados Unidos, es una realidad al no permitir la entrada de buques o gasolina norteamericana. La Secretaría de Energía que encabeza Rocío Nahle dijo que existe un déficit de más del 62 por ciento en producción de gasolina y esta se importaba de otros países.

La falta de almacenamiento hace que los buques que llegan al puerto de Veracruz se conviertan en una especie de almacenamiento flotante, agregó el propietario del buque.

Al utilizar los buques fletados como almacenamiento flotante, la empresa se ve obligada a pagar una tarifa diaria de demora.

A pesar de la cantidad de embarcaciones que esperan atracar en Pajaritos, PMI continúa fletando embarcaciones para transportar gasolina desde la Costa del Golfo de Estados Unidos.

Desde principios de diciembre, alrededor de 16 buques petroleros han llegado a Pajaritos desde la Costa del Golfo de Estados Unidos, pero sólo tres partieron durante ese periodo, según los datos de la firma cFlow.

En la segunda semana de diciembre, según la publicación, unos 14 buques tanques permanecían tras semanas ahí varados en el puerto de descarga de Pajaritos en la costa del Golfo de México, sin descargar la gasolina, en una situación recurrente.

El almacenamiento no es el único problema que ha obstaculizado las operaciones en Pajaritos. El clima también ha sido un factor en los retrasos en la terminal.

El puerto estuvo cerrado desde a principio de diciembre debido a las inclemencias del tiempo.

La falta de capacidad de almacenamiento en tierra no se aplicaba únicamente a la gasolina. La fuente agregó que otros productos refinados como el diésel también tienen problemas de almacenamiento.