“Les advertimos que no queríamos policías”: comuneros de Arantepacua

“Les advertimos que no queríamos policías”: comuneros de Arantepacua

Abr. 05. 2019. 14:05
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz

Morelia.- Al llegar al Centro Histórico de la ciudad de Morelia, en donde se realizó un mitin para conmemorar dos años de la matanza de Arantepacua, los comuneros y estudiantes normalistas se encontraron con un destacamento de la Policía Michoacán.

Lo oficiales estaban vestidos con trajes antimotines resguardando la puerta secundaria de Palacio de Gobierno sobre la calle Benito Juárez, sin embargo, los comuneros ya habían advertido que no querían presencia policiaca en el lugar.

“Les advertimos que no queríamos policías hijos de la chingada”, gritó uno de los normalistas y decenas de personas se despegaron de la marcha para abalanzarse en contra de los elementos de la Unidad para el Restablecimiento del Orden Público (UROP).

En segundos ya estaban sobre los policías y usaron sus propias vallas metálicas en su contra lanzándoselas encima junto a botellas de agua, cubetas y palos; los policías se fueron replegando poco a poco regresándoles botellazos.

Durante varios minutos los manifestantes siguieron lanzando las vallas metálicas contra los policías, quienes se cubrieron detrás de los escudos retrocediendo poco a poco mientras les gritaban “asesinos”.

Desde el templete donde el mitin se llevaba a cabo sin sobresaltos comenzaron a pedir a los manifestantes que no cayeran en provocaciones y regresaran al grupo para seguir con las actividades de protesta.

“Regresen compañeros, regresen, no caigan en provocaciones, vénganse para acá”, gritaban los organizadores de la comunidad de Arantepacua, quienes tuvieron que correr y ponerse en medio de los policías y los manifestantes.

“Ya cálmense”, gritaban a un lado y al otro “por favor retírense” y los policías iban cediendo poco a poco el terreno; a lo largo de la calle volaban las botellas, palos y piedras de un lado a otro, mientras un grupo de encapuchados rompía los vidrios del Palacio de Gobierno.

Tuvieron que llegar autoridades comunales y funcionarios de la Secretaría de Gobierno de Michoacán para mediar el conflicto, quienes entre gritos y pedradas trataban de convencer a los dos grupos de retirarse.

-¡Yo me los llevo pero diles que se vayan! -gritaba un funcionario de la Segob.

-¡Sí, ya nos vamos! -respondían los comuneros- pero ya llévatelos, ya llévatelos.

Poco a poco los dos grupos se replegaron entre mentadas de madre de un lado a otro y botellas que volaban desde el lado de los manifestantes y se las regresaban los policías intentando herir a alguno del bando contrario.

Los comuneros lograron calmar a los manifestantes y regresarlos al mitin que seguía con personas cantando el himno Purépecha, los policías emprendieron la retirada hacia la calle Melchor Ocampo atrás del Palacio de Gobierno.

El mitin continuó como si nada hubiera pasado, la mayoría de los asistentes habían permanecido conmemorando la fecha sobre la avenida Francisco I. Madero sin meterse en la confrontación.

“Estamos conmemorando la muerte de cuatro comuneros en una represión policiaca, por eso no queremos ver policías, porque nuestros hermanos todavía tienen la herida abierta”, dijeron los que estaban en el templete tras el enfrentamiento.

Compartir en: