fbpx

Migrantes centroamericanos esperan ingresar a México este sábado

Oct. 20. 2018. 12:48
  |  
Sergio Lemus Calderón
Sergio Lemus Calderón
Compartir

Miles de migrantes centroamericanos de una caravana que busca llegar a Estados Unidos permanecían varados el viernes en la frontera entre Guatemala y México, mientras los Gobiernos de la región comenzaban a organizarse para preparar su retorno a casa.

 

 

Varios miembros del grupo decidieron pasar la noche en los poco más de 200 metros del puente fronterizo que cruza el río Suchiate, luego de un forcejeo con elementos antimotines de la policía federal mexicana que buscaban contener su irrupción violenta al país.

 

 

Algunos de los migrantes, que solicitaban el paso a las autoridades migratorias, lanzaron piedras a los policías y otros se quejaron de haber sido rociados con gas lacrimógeno por los agentes. Hubo quienes incluso se lanzaron al río buscando llegar a México en balsas improvisadas.

 

 

Miles de migrantes hondureños, que intentan llegar a Estados Unidos, siguen soportando este sábado la espera para que México decida si abre su frontera y les permite el paso, tras frenar la víspera el avance de la caravana que huye de la pobreza y violencia en su país.

 

 

La primera noche de espera sobre el puente internacional que une a Guatemala y México transcurrió entre sobresaltos para los miles de centroamericanos hacinados cerca de la reja fronteriza del poblado mexicano de Ciudad Hidalgo, constató la AFP.

 

 

Se rumoreaba que un grupo intentaría entrar por la fuerza a la zona mexicana, luego de que el viernes se vivieron momentos tensos con la policía que lanzó gases lacrimógenos para contener la estampida que traspasó la frontera de Guatemala.