Reelección de diputados nos regresa al Porfirismo en Michoacán

Reelección de diputados nos regresa al Porfirismo en Michoacán

May. 14. 2017. 14:30
  |  
Rodrigo Caballero Díaz
Rodrigo Caballero Díaz
Compartir

Reelección de diputados nos regresa al Porfirismo en Michoacán

 

 

Morelia.- La recién aprobada elección consecutiva en la LXXIII Legislatura del Congreso del Estado de Michoacán nos regresará al Porfirismo, aseguró el impulsor de las candidaturas independientes, Manuel Guillén Monzón.

En entrevista para IDI Media, Guillén aseguró que la medida aprobada dentro de la Reforma al Código Electoral del Estado de Michoacán es una muestra de que el modelo de partidos políticos ya no da para más.

“Los congresistas nos creen tontos tratan de ocultar el término ‘reelección’ adentro del término ‘elección consecutiva’ con un tachón así de descarado es que buscan borrar el precepto más importante de la Revolución Mexicana”, aseguró Monzón.

La medida fue aprobada con 31 votos a favor y 4 en contra durante la sesión del pasado 11 de mayo de 2017, por lo que el impulsor independiente dijo que ahora no vamos a tener un dictador sino 40, en referencia al número de diputados que integran el Congreso Local.

Incluso Guillén llamó a desconocer al Congreso del Estado debido a la aprobación de la reelección que beneficiaría a diputados locales, presidentes municipales, síndicos y regidores independientes a partir del proceso electoral 2018.

“Tengo que capitalizar los errores de los partidos políticos para demostrar que las candidaturas independientes son la única opción para salir del bache en el que nos han metido”, dijo Guillén Monzón.

 

 

Nuevas reglas

Con la reelección aprobada, aunque aún se quedaron reservados seis artículos, los diputados y alcaldes que aspiren a elegirse por otro periodo consecutivo ya no requerirán firmas de respaldo ciudadano para obtener su registro como candidatos.

Los legisladores podrán ser elegidos hasta por cuatro periodos seguidos y los ediles, síndicos y regidores hasta por dos periodos consecutivamente, siempre que su encargo no sea mayor a tres años, por lo que separarse de su cargo 90 días antes de la elección.

Este escenario para Manuel Guillén es una muestra de la decadencia de los partidos políticos que llegan a “defender el chapulinazo” como forma de hacer política sin pensar en gobernar sino sólo en elegirse.

“Los ciudadanos no son tontos, sabemos quiénes están emanados de los partidos, quienes son de verdad ciudadanos que buscan otra manera de hacer política y la cosa es empezar a picar piedra para ir minando a los partidos políticos”, concluyó.