fbpx
Se mantendrán coordinadores del PAN, PVEM, RP; se renovará PRI, Morena, PT y PRD

Sanciones a diputados ausentes «no se requerirán»: Madriz Estrada

Sep. 13. 2019. 13:59
  |  
Ibeth Cruz
Compartir

Las sanciones económicas para diputados faltistas a sesiones de pleno o que se ausenten a las misma aunque se les haya su presencia al inicio de la plenaria, pasarán a segundo término para la nueva Presidencia a cargo de Morena en el Congreso del Estado.

Para el nuevo representante del Legislativo, Antonio de Jesús Madriz Estrada, los 40 legisladores atenderán a su llamado en curules con una simple convocatoria de la Presidencia de la Mesa Directiva, aunque esto no sucedió con el anterior presidente, Antonio Salas Valencia, quien reiteradamente hizo tales anuncios sin obtener respuesta favorables

«Confío en que los compañeros y compañeras no sean objeto de sanción… Cuando haya motivo jurídico para justificar su inasistencia o algún retardo se tendrá que considerar pero confío que los diputados con un llamado pueda tomarse un rumbo diferente».

Aunque dijo que trabajará «apegado a la Ley», de instante Madriz Estrada no considera pertinente hacer tales disminuciones a la dieta legislativa de los diputados que asciende a los casi 100 mil pesos mensuales por cada uno.

«Yo confío en mis compañeros para este segundo año y confío en que no va a haber necesidad».

Madriz Estrada prefirió no basarse en la experiencia de cada sesión en el Primer Año Legislativo, donde en la mayoría de las ocasiones a los legisladores se les ve anotar su asistencia pero al momento de votar se decretan recesos por la falta de quórum.

«Yo hablo a partir de lo que pase el 15 de septiembre, aún no empezamos», se limitó a señalar.

Conforme a la Ley Orgánica y de Procedimientos en Michoacán en su artículo 9 se señala que los diputados podrán ser privados de un día de su dieta legislativa cuando se ausenten, ya sea total o parcialmente en las sesiones del Pleno sin justificación previamente autorizada dentro de la mesa de trabajos; al igual, a la privación del equivalente a un mes de su dieta legislativa, es decir, 9 mil pesos cuando en tres sesiones consecutivas falten a sus actividades legislativas.