Contraloría de Michoacán abre investigación por compensaciones a directivos del COBAEM

Contraloría de Michoacán abre investigación por compensaciones a directivos del COBAEM

Oct. 11. 2018. 05:00
  |  
Jesús Munguía
Jesús Munguía
Compartir

La Secretaría de la Contraloría del Gobierno de Michoacán abrió desde hace días unas indagatorias e investigaciones por las compensaciones económicas que se otorgaron directivos y funcionarios de primer nivel del Colegio de Bachilleres de Michoacán.

 

Funcionarios de la Contraloría han solicitado documentación al director Gaspar Romero por aprobarse compensaciones no registradas en transparencia ni en nómina, mismas que no se encuentran registrada en Hacienda para aplicarles el respectivo timbrado de la nómina.

 

La Contraloría, según funcionarios de esta dependencia, indaga dos tema: Los exorbitantes salarios de los directivos del COBAEM y la entrega de plazas sin previa evaluación.

 

De acuerdo al portal de Transparencia del Gobierno del Estado, el director del Colegio de Bachilleres registra una remuneración mensual bruta de 86 mil 188 pesos, y que con las reducciones en pago de impuestos, descuento a pago de pensiones civiles y cuenta de ahorro, su remuneración neta es de 55 mil 430 pesos se reporta en el portal de transparencia.

 

Sin embargo, entre otros ingresos se registra una compensación garantizada y no reportada en la página de transparencia por 41 mil 900 pesos, y en la cual se le descuentan 14 mil 25 pesos del Impuesto sobre la Renta. De la compensación líquida que le queda libre al director general del Colegio de Bachilleres es de 27 mil 874. 13 pesos, misma que se deposita en el banco Santander. Esta compensación la tiene un asesor y directores de área.

 

Los directores de área como Virgilio Ocampo Barrueta, Jesús Pimentel Alcala, Roberto Ambris Mendoza y Gonzalo Ferreyra García tienen compensación de 26 mil 600 pesos en bruto y ya con las reducciones es de 18 mil 388 pesos. Estas se pagan en los bancos Santander y HSBC.

 

“Todo por las pinches notas”.

 

El director del COBAEM y sus directivos han iniciado una cacería en contra de los trabajadores administrativos y cualquiera que tiene acceso a la documentación de la nómina.  El director y exlíder sindical ha mencionado a sus subordinados que “todo por las pinches notas” se tiene encima a la contraloría con auditorias internas sobre los sueldos registrados. Mencionó con enojo y enfado que se tiene que ir informando de las compensaciones no reportadas.

 

A ello, por orden del director se ha iniciado un hostigamiento laboral en trabajadores de confianza y de los sindicatos porque se “filtró” o alguien “entregó la información”,  misma que debería de ser pública.

 

Amenazas de “levantones” por la PGJE por filtrar la nómina.

A esta redacción se recibió un mensaje texto de trabajadores que han recibido amenazas de “levantón” por parte de la dirección general y con acuerdo con la PGR por haber compartido información de una publicación de IDIMEDIA sobre lo que pasa en el COBAEM.

 

“La amenaza consiste en un supuesto acuerdo acuerdo entre PGR y el director general para darme un levantón por compartir dicha información”, expuso un trabajador ante la información investigada y publicada por este medio de comunicación.