fbpx

Un árbol de roble

May. 13. 2019. 18:03
  |  
Christian Gutiérrez
Christian Gutiérrez
Compartir

Mentiría si dijera que en 2015 voté por Silvano Aureoles, para Gobernador de Michoacán. Sin embargo, durante su gobierno le he reconocido una virtud como político y gobernante: es muy hábil para la gestión pública, dada la facilidad que tiene para ser empático y granjear amistades.

Silvano Aureoles, se me figura a un árbol de roble, y ese perfil, es el que le ha permitido estar en donde está y alcanzar los logros políticos que tiene.

Hace algunos años, con frecuencia escuchaba -cuando trabajaba en el sector público-, comentarios que hacían nóveles políticos, los cuales me parecían el retrato de la mentalidad mezquina de cierta clase política gobernante. Me decían: “X ó Z Gobernador no tiene capacidad”; “no merece la gubernatura”; “no sabe hacer las cosas”; “llegó a ser Gobernador sin tener perfil”.

Ante los comentarios, pensaba y les respondía: si X ó Z político está sentado en esa silla de Gobernador, les aseguro que no lo logró por arte de magia.

En realidad, sigo pensando exactamente igual; la gubernatura no es ni será para cualquiera que sueñe con ella; será para aquel político atrevido, tenaz y empático.

Y es en el atrevimiento que me quiero detener para explorar una idea que hace falta aterrizar en Michoacán: la tierra de José María Morelos y Pavón necesita gobernantes más atrevidos y que estén dispuestos a edificar un legado para los michoacanos, aunque pasen varios años en visualizarse y valorarse ese legado.

No lo hacen, porque los políticos de Michoacán solo miran la próxima elección y dejan de lado ese legado que tendrían que construir para conquistar simpatía real de parte de los ciudadanos.

Piensan en votos y hacen obras de fácil manufactura buscando aplausos rápidos, pensando que fotos, ecards, videos y redes sociales, son el marketing político que les llevará a un triunfo electoral. Nada más alejado de la realidad.  

Los ciudadanos ya no aprecian lo que un político sube a sus redes sociales. Y no lo hacen, porque hay millares de mensajes iguales, que terminan eclipsándose unos a otros y pasando desapercibidos para el cerebro de los ciudadanos. El neuro-marketing político lo tiene demostrado en un sinfín de artículos.

Lo que en realidad hoy aprecian los ciudadanos de un político, es aquello que hacen pero que no es cotidiano; valoran aquellas obras y acciones que mejoran verdaderamente la vida de las personas.

¿Ustedes creen que a un ciudadano le irá mejor si un político sube ecards a redes sociales felicitando por cumpleaños, anunciando que están en tal evento o subiendo efemérides? En realidad, a los políticos los engañan sus asesores diciéndoles que eso es marketing político digital y que les ayudará. Pero eso, ni es marketing político digital, ni les ayudará en la medida que les han hecho creer. 

En lo personal, aprecio lo que está sucediendo en Michoacán, y me refiero a la federalización de la nómina magisterial. Algo real, complejo, pero benéfico si se logra.

Silvano Aureoles inició una gestión que ningún Gobernador emprendió y, conjugada con más factores internos y externos, podría tener éxito, lo que significaría un respiro para las finanzas públicas de la entidad.

De este tipo de atrevimiento hablo. A esta actitud me refiero.

Si llega la federalización de la nómina magisterial, será una astucia del Gobernador de Michoacán, pese a todas las adversidades que implica gobernar un Estado como éste. Michoacán es un jugoso botín para aquellos políticos que son corruptos, para aquellos líderes sindicales que son corruptos y para aquellos ciudadanos que piensan que si no tranzan, no avanzan.

Si la federalización de la nómina magisterial se logra, Silvano Aureoles, sanearía parte de las finanzas públicas y subiría peldaños dentro del PRD. Y no olvidemos que el Gobernador de Michoacán es un político campañero nato.

Ha ganado y ha perdido batallas y eso lo hace sagaz para la guerra.

La presidencia nacional del PRD no me parece alejada de las posibilidades a futuro, pero tampoco me parece inviable la idea de que busque y logre la candidatura de su partido, para la Presidencia de México en 2024.

En este momento, Silvano Aureoles tiene en sus manos la mejor campaña política de su vida. Michoacán puede ser un trampolín o una fosa.

Equipo político tiene; las circunstancias están dadas para él, dado que el PRD es un partido político sumamente debilitado; plataforma que lo hace visible también tiene.

Sin duda, tiene mucho trabajo por delante y muchos resultados que entregar a los michoacanos. Federalizar la nómina magisterial sería uno muy importante, pero tendría que ir rápidamente por mucho más.

Yo así lo veo y no lo aprecio retirándose de la política cuando termine su gestión como Gobernador. Aún es joven.

Se me figura a un árbol de roble.

Habrá que ver si los vientos calientes de Michoacán, no dañan su madera.

* El autor, es Maestro en Neuromarketing por la Universidad de la Rioja, España y Politólogo por la Universidad Vasco de Quiroga, México.
www.esferacomunicacionestrategica.com.mx